jueves, 7 de diciembre de 2017

LA ÚLTIMA CERVEZA

En aquel tiempo el Marqués de Altamira y sus amigos visitaban demasiadas tabernas para haber llegado a ser unos deportistas de élite, así que no pasaron de ser, como la mayoría de nosotros, de esos jugadores de rugby que disfrutaron de unas temporadas de este deporte al nivel competitivo más regional que otra cosa pero que se quedaron enganchados a él, cuando los hijos y el trabajo les fueron apartando de los necesarios entrenamientos para no hacer mucho el ridículo en el partido del fin de semana. Ahora, la escapada semanal “entre chicos”, un partido sin placajes o “tocata” con cierta regularidad y, al llegar el buen tiempo, incluso semanal también, y otras esporádicas actividades les permiten vivir el rugby, sentirse rugbiers a pesar de que los michelines y las alopecias les recuerdan que el tiempo pasa y... marca. Quizá porque el tiempo pasa y no lo puede retener ni siquiera Johnny Hallyday -aquella impagable casete del autobús con La Bagarre que nos ponía Hiruntchiverry y que, si la oigo ahora, me haría llorar-, a veces se ponen serios:
- Los estudios revelan que el consumo recurrente de bebidas alcohólicas por los jóvenes y beber hasta embriagarse pueden afectar negativamente al desarrollo mental, a los hábitos de estudio y a la obtención de las capacidades necesarias para una correcta transición a la edad adulta -Dice el Marqués de Altamira, después de pedir la última ronda de cervezas en un pub de tipo irlandés más o menos-, y se ha comprobado que la promoción de bebidas alcohólicas en los medios publicitarios influye en la decisión que toman los adolescentes para beber, y existe evidencia que demuestra que esta publicidad aumenta las probabilidades de que los jóvenes comiencen a beber, o aumenten su consumo de alcohol.
- Vivimos en una sociedad alcohólica, muy alcohólica -Comenta Galtzagorri que también ha leído el mismo artículo que su amigo-, en nuestros pueblos es imposible concebir las relaciones sociales sin txikiteo, forma parte de nuestra cultura y en algunos pueblos parece que es la única cultura aceptada.
- Así que los niños lo aprenden de lo que ven hacer a los mayores -El Barón de la Florida lleva años dando ejemplo de sobriedad delante de sus hijos, por cierto-, y los mayores no somos el mejor modelo y en el rugby, menos, hemos frivolizado con el tercer tiempo tanto que las marcas de cerveza se pegan por patrocinar el rugby.


- Lo que siempre le digo a mi hija “Haz lo que te digo, no lo que yo hago” - Y Murray apura la última espuma de la última cerveza-.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

WESTERN

En la pantalla de la televisión de la sociedad el “western” diario que nadie mira pero que siempre alguno protesta cuando se intenta cambiar. Eufórico el biarrota Hiruntchiverry, al borde de la depresión el baionatarra Labarthe, ambos están emplatando las ostras, los foies y los quesos que han aportado a la “afari-merienda”.
- La selección española de rugby a XV se nutre en gran parte y en puestos esenciales de jugadores « franceses » habitualmente -comenta Galtzagorri, preparando la larga mesa-.
-De jugadores -dice Murray, sentado de cara al televisor-, que juegan en las competiciones francesas, más o menos “oriundos”, que llegan a la internacionalidad mediante estas convocatorias que los sucesivos seleccionadores, con alguna excepción, han venido haciendo.
-También se repesca a emigrantes a las mismas ligas -matiza Galtzagorri.
- Este trasiego de jugadores es muy frecuente en el rugby, donde solo unos pocos países tienen profesionalismo de nivel y atraen a los mejores para sus competiciones por un lado -añade el Marqués de Altamira, otro que no está nada alegre-, y, por otro, los descendientes de quienes migraron buscando una vida mejor y que se han criado en el rugby de sus países de acogida, estos descendientes pueden querer recuperar sus raíces en cierto modo jugando por la selección de sus ancestros.
- Luego están los que “nacionaliza” el dinero directamente -Murray añade sin apartar su vista de la sufrida chica que asoma en primer plano del film-, pero en todo caso al fondo siempre hay una migración económica.
- Desde que el primer “homo sapiens” o el bono-bobo más inquieto -el Barón de la Florida interviene, poniendo las primeras botellas-, salió de África por supervivencia, los derivados saltaron de tierra a tierra por lo mismo, todos los movimientos masivos de la especie han sido migraciones económicas como la colonización de América, la conquista del Oeste… y los de los británicos llevando el balón oval a donde emigraban.
- Sí, todo es un eterno vaivén -Galtzagorri distribuye las ostras-, pero… ¿Aparte de la selección española, nuestro rugby saca algún provecho de estos retornos esporádicos?


jueves, 23 de noviembre de 2017

CATALUÑA DE IDA Y VUELTA

El calendario de la primera competición nos propone para este fin de semana un viaje a Barcelona para el Ampo y una visita de Sant Boi en Hernani. Al menos no son equipos tan difíciles sobre el papel que los de Valladolid y el optimismo sobre los resultados de los equipos guipuzcoanos tiene base, quizá por eso y porque ha habido un pequeño golpe de “boletus” en un escondido rincón de muy difícil acceso, se produjo una reunión de amigos en torno a una mesa.
- Lo del Barcelona en rugby parece que este año es más serio que en temporadas pasadas -dice Galtzagorri mientras reparte unas muestras de degustación-, pero no acaban de cuajar un equipo regular.
- Parece que pusieron en apuros al Sant Boi en la última jornada pero se impuso la lógica -comenta el Barón de la Florida sacando brillo a la porcelana del plato con la miga-, así que el Ampo visitará a un equipo que necesita justificar su presupuesto de una vez y en Landare se recibe a un equipo que ha sacado el doble de puntos que el Hernani hasta ahora.
- El Ampo está clasificado entre los dos equipos catalanes, saca dos puntos al Barcelona y tiene dos puntos menos que el Sant Boi -Añade el Marqués de Altamira saca una sartenada de “lenguas de vaca” para entretener a los comensales mientras Murray acaba la preparación del bacalao ajo-arriero-, así que va a ser una jornada perfecta para salir de un callejón sin salida.
- Es el eterno embrollo catalán ¿No? -Murray interviene desde el fogón, sin haberse enterado de nada-. Habíamos quedado que si alguien sacaba el tema de nuevo, él solo pagaba la ronda de después.


- Pues la vas a pagar tú, porque nosotros estábamos hablando de rugby, si habláramos de otra cosa -Galtzagorri añade con cierto mosqueo-, quizá hubiéramos puesto para comer coles de Bruselas con butifarra y hubiéramos invitado a mi cuñado para rematar la jugada.

jueves, 16 de noviembre de 2017

LA BISAGRA

Llegar temprano al campo, para coger sitio, permite ver los últimos ejercicios de los benjamines, unos grupos de niños y niñas que, bajo la lluvia, se pasan y se disputan los balones en un entorno caótico que un par de santos apóstoles intentan ordenar. Bajo los paraguas, padres y madres, conversan.
- En rugby, los logros del jugador se basan en sus reservas de energía, sus cualidades físicas como la fuerza, la velocidad y la potencia, así como en sus cualidades técnicas y tácticas, y todo ello puesto a disposición de la eficacia colectiva.
- Yo creo que fundamentalmente los logros se consiguen porque el jugador de rugby es, valga la perogrullada, jugador de rugby, incluso antes de haber visto un balón oval en su vida. Cuando el rugby le entra y le engancha va a buscar la energía, machacarse el físico, colocarse en el terreno, sacrificarse, apoyar y lo que haga falta.
- Lo que pasa es que hacemos todo lo posible para que el rugby llega a la vida de los chavales lo más tarde posible, nuestro sistema hace que niños y niñas solo mamen fútbol y que repartan su tiempo de deporte que el fútbol deja libre con todos los demás deportes, así que la técnica individual y la inteligencia táctica intuitiva no pueden existir en nuestros jugadores de rugby más que a un bajo nivel.
- A veces tengo la sensación que estos niños que vienen los domingos con sus padres a la escuela de rugby y que disfrutan tanto se deben sentir un poco delincuentes el lunes en clase ¿No? Mi hija me solía contar que una profesora le decía que no se podía jugar al rugby, que deformaba el cuerpo y que hiciera gimnasia rítmica.
- Tu hija es una medio melé excelente gracias a que empezó de pequeña, con ella se forma siempre una bisagra de fiar. Ya te hubiera gustado a ti haber alcanzado ese nivel en tus tiempos.
Y uno, también bajo su paraguas, se queda con frases sueltas que luego intenta transcribir.



viernes, 10 de noviembre de 2017

¡QUE VIENEN! ¡QUE VIENEN!

El mostrador de la taberna donostiarra aparece bien provisto de pintxos y raciones, no caben siquiera los vasos de los “catedráticos”, que imparten su sabiduría sobre cualquier tema junto a la barra, después de efectuar una pequeña tournée de calentamiento por los establecimientos aledaños y que, tras esta última estación, les conducirá a una sociedad gastronómica para reponer, con plusvalías, las fuerzas desgastadas en la jornada laboral.
- El pasado fin de semana se celebró en Valladolid un concurso de “pinchos y tapas” -habla Murray gran amante de la vieja Pucela por alguna feliz circunstancia que se encontró en su primera visita a aquella ciudad-, así que éste podemos aprovechar el viaje con Hernani para visitar los bares premiados.
- Como se juega por la tarde contra El Salvador -dice el Barón de la Florida con buen ánimo-, luego podemos hacer una ronda nocturna para entrar en calor y celebrar el resultado, porque intuyo que obtendremos un resultado positivo, el equipo está creciendo y con las previsiones climatológicas se va a encontrar el Pepe Rojo como Landare Toki, así que…
- Así que en Valladolid va a llover bastante menos que en Hernani y va a ser un partido de sufrir en defensa y de guardar la disciplina mientras que en Ordizia recibiremos el domingo a los del Quesos -interviene el Marqués de Altamira que cada semana está más optimista con la marcha del Ampo-, con el asfalto verde mojado. Esta temporada los “escoceses” no han perdido aún un partido siquiera y llevan 5 bonus ofensivos.
- Pues van a crujir las clavículas en el Goierri tanto como en la Campiña del Pisuerga -apunta Galtzagorri que aprovechó su estancia en la Seminci para ver el derby de Valladolid-, porque los dos equipos van los primeros de la liga con muy buenas razones y el Salvador solo ha perdido el partido contra el Quesos por un drop que encajaron a falta de un par de minutos.
Y el que está detrás de la barricada de ensaladillas y demás les sirve la última ronda exclamando.

- ¡Que vienen! ¡Que vienen! -

jueves, 26 de octubre de 2017

TARJETA ROJA

El Barón de La Florida fue uno de estos días a Bilbao para alguna gestión universitaria por causa del Erasmus que está realizando su hijo en algún país del norte de Europa y, como tenía tiempo y ganas, Hiruntchiverry le acompañó tanto en el bus como en el deambular por la villa, ambos iban comentando la actualidad.
- Ronan O’Gara, que parece siempre que no ha roto un plato, ha sido sancionado con la prohibición de entrar en la cancha y en el vestuario de los árbitros durante diez semanas, hasta el 31 de diciembre próximo, y el club se ha llevado una multa de 5.000€ por infringir la ética deportiva con sus comentarios sobre un árbitro.
- Dura lex sed lex y un entrenador debe ser el primero en cumplir los reglamentos del juego. El rugby exige que el principio de respeto al árbitro se cumpla tanto en el juego como fuera del juego y es incomprensible que gente con tanta experiencia como jugador pueda incurrir en esas tonterías.
Una pasarela, que parece de diseño sueco, viene a facilitar el cruce del Nervión desde cerca del museo hacia la universidad jesuítica.
- Aunque tanto los árbitros como las comisiones de disciplina sean personas y como personas puedan ser a su vez más infractores de la ética deportiva que los “disciplinados”.
- Pero en el rugby sabemos que para que el juego esté vivo primero hay que respetar la ley del juego y a quien la aplica y después ya se protestará o se recurrirá o se hará rugby de pasillos y despachos para cambiar las personas y las reglas.
- Estas broncas con los árbitros durante el partido y después entre bastidores o delante de la prensa nunca cambian la historia y solo sirven para generar nuevos problemas.
- Como cuando te sacaron tarjeta roja por preguntarle al árbitro si había perdido las lentillas.
- Lo hice de buena fe, por ayudarle, nada más.

(No tiene nada que ver con lo anterior pero se cruzaron con Gracia Querejeta que está dirigiendo una película que se rueda allí al lado, con Juana Acosta, Maribel Verdú, Antonio Resines… y como Gracia es casi de Hernani, su padre lo era, el Barón le saludó como si la conociera de toda la vida pero ella ni se enteró ni nada)

viernes, 20 de octubre de 2017

HAKA GLOBETROTTERS

- No aprovechar la oportunidad de que los All Blacks tienen que venir a Oviedo para organizar una “pachanga” ¡Qué pena! -dice el Barón de la Florida que se ha puesto el mandil de Nueva Zelanda que le regaló su mujer para su cumpleaños y está cortando en rodajas los calamares-. Aunque hubieran mandado a los suplentes de los suplentes de los que pasaban por allí cerca para jugar con los leones, hubiera sido un gran momento para el mundillo del rugby de por aquí.
- Para estas cosas no hay dinero ni imaginación para conseguir patrocinadores -Galtzagorri, que se ha puesto el maillot con la plateada hoja de helecho, comenta mientras echa todas las farfalle de la caja en el agua hirviendo-, aunque estoy seguro que más de un comisionista profesional ya lo había pensado pero se habrán movido tarde.
- A mí me parece que el jurado no tiene ni idea de todas maneras porque si hay un equipo que juega con el límite del reglamento, para mí, son los All Blacks -Murray, que se ha puesto el maillot escocés, el viejo y raído maillot que tiene desde tiempo inmemorial, dice y repone líquidos refrescantes, al menos fríos, a los dos cocineros sudorosos-, y además sin ninguna necesidad porque pasan por encima de los demás sin problema alguno ¿Y lo del haka? Ya se pasan de show, ya se pasan. Pero un partidillo en España no hubiera estado nada mal.
- El medio es el mensaje. Esa imagen de los ogros buenos del rugby que reciben un premio en un país de sus antípodas tiene una repercusión positiva en el mundo entero para quienes lo reciben y para quienes lo dan -Galtzagorri está ya dorando los calamares con el vino blanco, la salsa de tomate y la guindilla- ¡Sólo les faltaba hacer giras mundiales jugando partidos de exhibición! Esa es una ocurrencia gloriosa. ¿Antes no había un equipo de basket, los Harlem Globetrotters, que llevaban el basket por plazas de toros y así?
El Marqués de Altamira, que estaba poniendo la mesa en silencio, bebe algo para engullir el último filete de jamón que ha “robado”, e interviene
- Aquellos se traían de tournée hasta un equipo sparring para completar el espectáculo y cada 40 años les dejaban ganar un partido, creo, y aún funcionan por ahí. Espero que el rugby espectáculo no pase más allá de estas ceremonias de pompa y circunstancia
de hoy.