jueves, 7 de diciembre de 2017

LA ÚLTIMA CERVEZA

En aquel tiempo el Marqués de Altamira y sus amigos visitaban demasiadas tabernas para haber llegado a ser unos deportistas de élite, así que no pasaron de ser, como la mayoría de nosotros, de esos jugadores de rugby que disfrutaron de unas temporadas de este deporte al nivel competitivo más regional que otra cosa pero que se quedaron enganchados a él, cuando los hijos y el trabajo les fueron apartando de los necesarios entrenamientos para no hacer mucho el ridículo en el partido del fin de semana. Ahora, la escapada semanal “entre chicos”, un partido sin placajes o “tocata” con cierta regularidad y, al llegar el buen tiempo, incluso semanal también, y otras esporádicas actividades les permiten vivir el rugby, sentirse rugbiers a pesar de que los michelines y las alopecias les recuerdan que el tiempo pasa y... marca. Quizá porque el tiempo pasa y no lo puede retener ni siquiera Johnny Hallyday -aquella impagable casete del autobús con La Bagarre que nos ponía Hiruntchiverry y que, si la oigo ahora, me haría llorar-, a veces se ponen serios:
- Los estudios revelan que el consumo recurrente de bebidas alcohólicas por los jóvenes y beber hasta embriagarse pueden afectar negativamente al desarrollo mental, a los hábitos de estudio y a la obtención de las capacidades necesarias para una correcta transición a la edad adulta -Dice el Marqués de Altamira, después de pedir la última ronda de cervezas en un pub de tipo irlandés más o menos-, y se ha comprobado que la promoción de bebidas alcohólicas en los medios publicitarios influye en la decisión que toman los adolescentes para beber, y existe evidencia que demuestra que esta publicidad aumenta las probabilidades de que los jóvenes comiencen a beber, o aumenten su consumo de alcohol.
- Vivimos en una sociedad alcohólica, muy alcohólica -Comenta Galtzagorri que también ha leído el mismo artículo que su amigo-, en nuestros pueblos es imposible concebir las relaciones sociales sin txikiteo, forma parte de nuestra cultura y en algunos pueblos parece que es la única cultura aceptada.
- Así que los niños lo aprenden de lo que ven hacer a los mayores -El Barón de la Florida lleva años dando ejemplo de sobriedad delante de sus hijos, por cierto-, y los mayores no somos el mejor modelo y en el rugby, menos, hemos frivolizado con el tercer tiempo tanto que las marcas de cerveza se pegan por patrocinar el rugby.


- Lo que siempre le digo a mi hija “Haz lo que te digo, no lo que yo hago” - Y Murray apura la última espuma de la última cerveza-.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

WESTERN

En la pantalla de la televisión de la sociedad el “western” diario que nadie mira pero que siempre alguno protesta cuando se intenta cambiar. Eufórico el biarrota Hiruntchiverry, al borde de la depresión el baionatarra Labarthe, ambos están emplatando las ostras, los foies y los quesos que han aportado a la “afari-merienda”.
- La selección española de rugby a XV se nutre en gran parte y en puestos esenciales de jugadores « franceses » habitualmente -comenta Galtzagorri, preparando la larga mesa-.
-De jugadores -dice Murray, sentado de cara al televisor-, que juegan en las competiciones francesas, más o menos “oriundos”, que llegan a la internacionalidad mediante estas convocatorias que los sucesivos seleccionadores, con alguna excepción, han venido haciendo.
-También se repesca a emigrantes a las mismas ligas -matiza Galtzagorri.
- Este trasiego de jugadores es muy frecuente en el rugby, donde solo unos pocos países tienen profesionalismo de nivel y atraen a los mejores para sus competiciones por un lado -añade el Marqués de Altamira, otro que no está nada alegre-, y, por otro, los descendientes de quienes migraron buscando una vida mejor y que se han criado en el rugby de sus países de acogida, estos descendientes pueden querer recuperar sus raíces en cierto modo jugando por la selección de sus ancestros.
- Luego están los que “nacionaliza” el dinero directamente -Murray añade sin apartar su vista de la sufrida chica que asoma en primer plano del film-, pero en todo caso al fondo siempre hay una migración económica.
- Desde que el primer “homo sapiens” o el bono-bobo más inquieto -el Barón de la Florida interviene, poniendo las primeras botellas-, salió de África por supervivencia, los derivados saltaron de tierra a tierra por lo mismo, todos los movimientos masivos de la especie han sido migraciones económicas como la colonización de América, la conquista del Oeste… y los de los británicos llevando el balón oval a donde emigraban.
- Sí, todo es un eterno vaivén -Galtzagorri distribuye las ostras-, pero… ¿Aparte de la selección española, nuestro rugby saca algún provecho de estos retornos esporádicos?


jueves, 23 de noviembre de 2017

CATALUÑA DE IDA Y VUELTA

El calendario de la primera competición nos propone para este fin de semana un viaje a Barcelona para el Ampo y una visita de Sant Boi en Hernani. Al menos no son equipos tan difíciles sobre el papel que los de Valladolid y el optimismo sobre los resultados de los equipos guipuzcoanos tiene base, quizá por eso y porque ha habido un pequeño golpe de “boletus” en un escondido rincón de muy difícil acceso, se produjo una reunión de amigos en torno a una mesa.
- Lo del Barcelona en rugby parece que este año es más serio que en temporadas pasadas -dice Galtzagorri mientras reparte unas muestras de degustación-, pero no acaban de cuajar un equipo regular.
- Parece que pusieron en apuros al Sant Boi en la última jornada pero se impuso la lógica -comenta el Barón de la Florida sacando brillo a la porcelana del plato con la miga-, así que el Ampo visitará a un equipo que necesita justificar su presupuesto de una vez y en Landare se recibe a un equipo que ha sacado el doble de puntos que el Hernani hasta ahora.
- El Ampo está clasificado entre los dos equipos catalanes, saca dos puntos al Barcelona y tiene dos puntos menos que el Sant Boi -Añade el Marqués de Altamira saca una sartenada de “lenguas de vaca” para entretener a los comensales mientras Murray acaba la preparación del bacalao ajo-arriero-, así que va a ser una jornada perfecta para salir de un callejón sin salida.
- Es el eterno embrollo catalán ¿No? -Murray interviene desde el fogón, sin haberse enterado de nada-. Habíamos quedado que si alguien sacaba el tema de nuevo, él solo pagaba la ronda de después.


- Pues la vas a pagar tú, porque nosotros estábamos hablando de rugby, si habláramos de otra cosa -Galtzagorri añade con cierto mosqueo-, quizá hubiéramos puesto para comer coles de Bruselas con butifarra y hubiéramos invitado a mi cuñado para rematar la jugada.

jueves, 16 de noviembre de 2017

LA BISAGRA

Llegar temprano al campo, para coger sitio, permite ver los últimos ejercicios de los benjamines, unos grupos de niños y niñas que, bajo la lluvia, se pasan y se disputan los balones en un entorno caótico que un par de santos apóstoles intentan ordenar. Bajo los paraguas, padres y madres, conversan.
- En rugby, los logros del jugador se basan en sus reservas de energía, sus cualidades físicas como la fuerza, la velocidad y la potencia, así como en sus cualidades técnicas y tácticas, y todo ello puesto a disposición de la eficacia colectiva.
- Yo creo que fundamentalmente los logros se consiguen porque el jugador de rugby es, valga la perogrullada, jugador de rugby, incluso antes de haber visto un balón oval en su vida. Cuando el rugby le entra y le engancha va a buscar la energía, machacarse el físico, colocarse en el terreno, sacrificarse, apoyar y lo que haga falta.
- Lo que pasa es que hacemos todo lo posible para que el rugby llega a la vida de los chavales lo más tarde posible, nuestro sistema hace que niños y niñas solo mamen fútbol y que repartan su tiempo de deporte que el fútbol deja libre con todos los demás deportes, así que la técnica individual y la inteligencia táctica intuitiva no pueden existir en nuestros jugadores de rugby más que a un bajo nivel.
- A veces tengo la sensación que estos niños que vienen los domingos con sus padres a la escuela de rugby y que disfrutan tanto se deben sentir un poco delincuentes el lunes en clase ¿No? Mi hija me solía contar que una profesora le decía que no se podía jugar al rugby, que deformaba el cuerpo y que hiciera gimnasia rítmica.
- Tu hija es una medio melé excelente gracias a que empezó de pequeña, con ella se forma siempre una bisagra de fiar. Ya te hubiera gustado a ti haber alcanzado ese nivel en tus tiempos.
Y uno, también bajo su paraguas, se queda con frases sueltas que luego intenta transcribir.



viernes, 10 de noviembre de 2017

¡QUE VIENEN! ¡QUE VIENEN!

El mostrador de la taberna donostiarra aparece bien provisto de pintxos y raciones, no caben siquiera los vasos de los “catedráticos”, que imparten su sabiduría sobre cualquier tema junto a la barra, después de efectuar una pequeña tournée de calentamiento por los establecimientos aledaños y que, tras esta última estación, les conducirá a una sociedad gastronómica para reponer, con plusvalías, las fuerzas desgastadas en la jornada laboral.
- El pasado fin de semana se celebró en Valladolid un concurso de “pinchos y tapas” -habla Murray gran amante de la vieja Pucela por alguna feliz circunstancia que se encontró en su primera visita a aquella ciudad-, así que éste podemos aprovechar el viaje con Hernani para visitar los bares premiados.
- Como se juega por la tarde contra El Salvador -dice el Barón de la Florida con buen ánimo-, luego podemos hacer una ronda nocturna para entrar en calor y celebrar el resultado, porque intuyo que obtendremos un resultado positivo, el equipo está creciendo y con las previsiones climatológicas se va a encontrar el Pepe Rojo como Landare Toki, así que…
- Así que en Valladolid va a llover bastante menos que en Hernani y va a ser un partido de sufrir en defensa y de guardar la disciplina mientras que en Ordizia recibiremos el domingo a los del Quesos -interviene el Marqués de Altamira que cada semana está más optimista con la marcha del Ampo-, con el asfalto verde mojado. Esta temporada los “escoceses” no han perdido aún un partido siquiera y llevan 5 bonus ofensivos.
- Pues van a crujir las clavículas en el Goierri tanto como en la Campiña del Pisuerga -apunta Galtzagorri que aprovechó su estancia en la Seminci para ver el derby de Valladolid-, porque los dos equipos van los primeros de la liga con muy buenas razones y el Salvador solo ha perdido el partido contra el Quesos por un drop que encajaron a falta de un par de minutos.
Y el que está detrás de la barricada de ensaladillas y demás les sirve la última ronda exclamando.

- ¡Que vienen! ¡Que vienen! -

jueves, 26 de octubre de 2017

TARJETA ROJA

El Barón de La Florida fue uno de estos días a Bilbao para alguna gestión universitaria por causa del Erasmus que está realizando su hijo en algún país del norte de Europa y, como tenía tiempo y ganas, Hiruntchiverry le acompañó tanto en el bus como en el deambular por la villa, ambos iban comentando la actualidad.
- Ronan O’Gara, que parece siempre que no ha roto un plato, ha sido sancionado con la prohibición de entrar en la cancha y en el vestuario de los árbitros durante diez semanas, hasta el 31 de diciembre próximo, y el club se ha llevado una multa de 5.000€ por infringir la ética deportiva con sus comentarios sobre un árbitro.
- Dura lex sed lex y un entrenador debe ser el primero en cumplir los reglamentos del juego. El rugby exige que el principio de respeto al árbitro se cumpla tanto en el juego como fuera del juego y es incomprensible que gente con tanta experiencia como jugador pueda incurrir en esas tonterías.
Una pasarela, que parece de diseño sueco, viene a facilitar el cruce del Nervión desde cerca del museo hacia la universidad jesuítica.
- Aunque tanto los árbitros como las comisiones de disciplina sean personas y como personas puedan ser a su vez más infractores de la ética deportiva que los “disciplinados”.
- Pero en el rugby sabemos que para que el juego esté vivo primero hay que respetar la ley del juego y a quien la aplica y después ya se protestará o se recurrirá o se hará rugby de pasillos y despachos para cambiar las personas y las reglas.
- Estas broncas con los árbitros durante el partido y después entre bastidores o delante de la prensa nunca cambian la historia y solo sirven para generar nuevos problemas.
- Como cuando te sacaron tarjeta roja por preguntarle al árbitro si había perdido las lentillas.
- Lo hice de buena fe, por ayudarle, nada más.

(No tiene nada que ver con lo anterior pero se cruzaron con Gracia Querejeta que está dirigiendo una película que se rueda allí al lado, con Juana Acosta, Maribel Verdú, Antonio Resines… y como Gracia es casi de Hernani, su padre lo era, el Barón le saludó como si la conociera de toda la vida pero ella ni se enteró ni nada)

viernes, 20 de octubre de 2017

HAKA GLOBETROTTERS

- No aprovechar la oportunidad de que los All Blacks tienen que venir a Oviedo para organizar una “pachanga” ¡Qué pena! -dice el Barón de la Florida que se ha puesto el mandil de Nueva Zelanda que le regaló su mujer para su cumpleaños y está cortando en rodajas los calamares-. Aunque hubieran mandado a los suplentes de los suplentes de los que pasaban por allí cerca para jugar con los leones, hubiera sido un gran momento para el mundillo del rugby de por aquí.
- Para estas cosas no hay dinero ni imaginación para conseguir patrocinadores -Galtzagorri, que se ha puesto el maillot con la plateada hoja de helecho, comenta mientras echa todas las farfalle de la caja en el agua hirviendo-, aunque estoy seguro que más de un comisionista profesional ya lo había pensado pero se habrán movido tarde.
- A mí me parece que el jurado no tiene ni idea de todas maneras porque si hay un equipo que juega con el límite del reglamento, para mí, son los All Blacks -Murray, que se ha puesto el maillot escocés, el viejo y raído maillot que tiene desde tiempo inmemorial, dice y repone líquidos refrescantes, al menos fríos, a los dos cocineros sudorosos-, y además sin ninguna necesidad porque pasan por encima de los demás sin problema alguno ¿Y lo del haka? Ya se pasan de show, ya se pasan. Pero un partidillo en España no hubiera estado nada mal.
- El medio es el mensaje. Esa imagen de los ogros buenos del rugby que reciben un premio en un país de sus antípodas tiene una repercusión positiva en el mundo entero para quienes lo reciben y para quienes lo dan -Galtzagorri está ya dorando los calamares con el vino blanco, la salsa de tomate y la guindilla- ¡Sólo les faltaba hacer giras mundiales jugando partidos de exhibición! Esa es una ocurrencia gloriosa. ¿Antes no había un equipo de basket, los Harlem Globetrotters, que llevaban el basket por plazas de toros y así?
El Marqués de Altamira, que estaba poniendo la mesa en silencio, bebe algo para engullir el último filete de jamón que ha “robado”, e interviene
- Aquellos se traían de tournée hasta un equipo sparring para completar el espectáculo y cada 40 años les dejaban ganar un partido, creo, y aún funcionan por ahí. Espero que el rugby espectáculo no pase más allá de estas ceremonias de pompa y circunstancia
de hoy.



jueves, 12 de octubre de 2017

LAS LEYES DEL RUGBY

Después del partido, nos dirigimos al coche para regresar hacia el centro de la ciudad y, aunque no nos gusta a ninguno hablar del árbitro, hablamos del arbitraje, en realidad volvemos a comentar lo que ya hemos dicho durante el encuentro.
- Con el debido respeto -dice Galtzagorri con cierta ironía en su tono-, y sea dicho en términos de defensa, lo de las melés ha sido totalmente incomprensible ¿Por qué pitaba el golpe contra un equipo? ¿Porqué la siguiente contra el otro? Dicen que las reglas se modifican para salvaguardar la salud de los jugadores y facilitar la vida del balón, pero se aplican para favorecer a los más “listillos” y perjudicar a los “pardillos”.
- Hay tantas leyes que es imposible violarlas todas -El Barón de la Florida, que fue un especialista en coleccionar cartulinas de todos los colores en sus tiempos de jugador, añade-, pero infringiendo las leyes es como se consiguen que se cambien.
- Pero son los jugadores los que las infringen, los que no pueden infringirlas son aquellos que están elegidos para aplicarlas -replica Galtzagorri que es que más veces ha arbitrado de la cuadrilla-, cuando los jugadores infringen reglas pueden esperar un castigo por su rebelión, cuando las autoridades las infringen es arbitrariedad y es desequilibrar la balanza a favor de alguien y en perjuicio de otro siempre.
- Si William Web Ellis no hubiera cogido el balón con la mano no existiría el rugby -El Barón insiste en su jugada-, alguien tiene que ser el primero en romper la regla injusta.
- En crearla, porque el primer reglamento del fútbol nació 40 años más tarde por lo menos, coger el balón con la mano no estaba prohibido en la Escuela de Rugby, era simplemente peligroso -Galtzagorri saca los libros de reglas de la guantera e intenta enseñarlos pero nadie le hace caso-.
El Barón de la Florida suspira y mira hacia el horizonte, mientras concluye:

- De todas maneras, hay jueces tan incorruptibles que, por mucho que lo intenten, son incapaces de hacer justicia

jueves, 5 de octubre de 2017

BILBAO, BILBAO


El sol de otoño hace brillar la coraza del Museo cuyo nombre se pronuncia de infinitas formas diferentes. Las torres acristaladas y otras obras maestras de los arquitectos más premiados que se puedan encontrar en la tierra forman el paisaje que envuelve a una empequeñecida pareja de amigos que se dirige a alguna importante reunión de negocios importantes -seguro que lo son porque la reunión es en Bilbao-, mientras charlan de sus cosas, que parecen ser importantes también.
- Las doce entradas para la final de la European Cup las tenéis seguras, ayer volví a hablar con el club y me lo han garantizado -dice Manu Majors Etxebarrieta, traje oscuro de chaqueta, corbata azul del Athlétic, pisacorbatas dorado del Athlétic, gemelos dorados del Athlétic-, pero haces bien en recordármelo porque nunca se sabe…
Galtzagorri, recién llegado de Donostia, se ajusta la chaqueta gris que se le va quedando pequeña cada día y la corbata de color indefinible que disimula un poco el cuello abierto de la camisa, se detiene y mira alrededor lanzando un suspiro.
- ¡Siempre he sido un enamorado de Bilbao! Y de Maite y de Gurutze y de Begoña y de…
- Calla, calla y no repases otra vez todas tus novias bilbainas que nos dan las diez -le corta Majors mientras le dirige hacia la puerta de un edificio de oficinas y despachos- ¿Qué pasa en Iparralde? ¿Qué nos cuentan los amigos del otro lado?
- Lo del Aviron es de depresión aguda y solo se aferran a la esperanza de que ganando el derby van a relanzar la temporada pero el cerebro del club emite muy pocas ondas de vida… y no se quiere pronunciar la palabra maldita.
- ¿La fusión?


- Claro. Por el lado de los del otro marco incomparable los ánimos están calmados por ahora, se ganan los partidos de casa en un estadio que parece enorme para los espectadores que van a pasar un rato, el equipo hace un poco de turismo en los partidos de fuera... y la palabra maldita se pronuncia en un cuchicheo.

jueves, 28 de septiembre de 2017

IDEAS DE BOMBERO

- ¡Hernani va a Barcelona el próximo domingo ! -proclama Galtzagorri, desde la bicicleta estática del gimnasio-. ¿Nos apuntamos al autobús?
- Ya te he dicho que no desayunes antes de venir a sudar -Murray contesta, marcando zancadas sobre la cinta sin fin-, que si te hacen un análisis de orina, darás positivo.
- Hace mucho tiempo que no nos llevas de excursión -Galtzagorri se queja, mientras se balancea, como en una rampa del Tourmalet, a las órdenes del programa que ha seleccionado-, y a lo mejor... a las familias les viene bien descansar de nuestra presencia un fin de semana.
- Soy más partidario de ir a Eibar a ver el partido contra el Zarautz, si no quieres quedarte en Donostia para animar al Bera Bera frente a los universitarios de Vigo
Murray está sujeto, mientras camina sin avanzar, al manillar que tiene el aparato de ejercicios y que sirve para no caer al resbalarse con la humedad que se va formando por el sudor pero, de vez en cuando, un patinazo corta el ritmo de la esforzada marcha. El pequeño pelotón de ciclistas a su derecha se contorsiona en un baile sincopado, quizá siguiendo distintos ritmos que llegan por los auriculares que todos llevan, salvo Galtzagorri, cada día más sordo sin necesidad de ayuda.
- ¿Y comer en Ordizia después de sufrir con el Ampo frente al Salvador? -Galtzagorri insiste, al parecer con necesidad de salir de la ciudad como sea- Seguro que eso te apetece.
- Me apetece estar en todas partes, como a tí, pero también quiero estar con mi mujer y los chavales -Murray pulsa el botón de parada y limpia con papel el aparato-, y, además, en mi casa, como en la tuya, las decisiones se toman por consenso o por mayoría cualificada, esto es, se hace lo que vota quien piensa con la cabeza.
- ¿No puedes convencer a tu mujer para que se venga a Barcelona con el autobús de Hernani?


jueves, 21 de septiembre de 2017

ÉIBAR EN MEDIO DEL CAMINO

Aparcar en Éibar es muchas veces complicado pero a veces es imprescindible el coche particular para llegar a una cita en Éibar y luego hay que encontrar el lugar de la comida, calle arriba pero, por fin, los cuatro rugbiers -un rugbier nunca deja de serlo hasta el pitido final de la vida-, aparecieron por la sociedad gastronómica.
- ¡Estoy de caracoles, butifarra amb mongetes, escalivadas y otras samfainas hasta la coronilla! -saluda Galtzagorri que ha vuelto de vacaciones en la Costa Brava-, así que espero, Ignasi, que esta vez no nos hayas preparado otra catalanada de las tuyas.
Iñaki, de Ibarrekruz de toda la vida, pero catalán por vía de estudios y de cónyuge que conoció en sus ratos libres por las Ramblas, no se inmuta y acaba de preparar el tataki de ternera que deja a un lado, mientras sirve los aperitivos.
- Supongo que no le harás ascos a este “blanc de blancs” de macabeu y garnatxa que me ha regalado mi cuñado, lo de regalado es un decir.
- Pasame un vichy catalán que me toca conducir a la vuelta -responde el donostiarra- ¿Qué pasó el sábado que se os atragantaron los burgaleses una vez más en Unbe?
- Supongo que tenemos una plantilla corta aun y que convendría inyectar algo de experiencia en los delanteros, controlar la disciplina de algunos y seguir con el rodaje pero el partido no estuvo mal, a pesar de los quince puntos que nos clavaron en golpes de castigo.
- BeraBera y Zarautz fueron los únicos equipos guipuzcoanos que comenzaron bien -dice el Barón de la Florida, abriendo la segunda botella del vino de Peralada-, porque en Landare y en Altamira se anduvo muy cortos de combustible.
- Estos primeros partidos, cuando se pierden, siempre se dice lo mismo en todos los equipos -dice el Marqués de Altamira, corrigiendo de aceite la sopa de dos tomates que tiene delante-, tenemos la plantilla que tenemos y no la que queremos, necesitamos un par de gordos con cuernos para la primera línea, un pateador en racha y que los de siempre se aprendan las reglas y los criterios de los árbitros.


- Pareces mi cuñado el catalán -dice Murray, descorchando un negro vino del priorato-, ¡Vaya! Todo el mundo tiene un cuñado catalán.

sábado, 16 de septiembre de 2017

GAMBAS CON GABARDINA


- El que era boxeador era el abuelo, el hijo el que jugaba al rugby -Galtzagorri explica con paciencia, es evidente que lo hace todos los fines de semana, el árbol genealógico de la taberna donostiarra a una elegante señora, prácticamente centenaria, que come una gamba con gabardina con avidez protegida por el corpachón de su hijo-, y el nieto es el que entra y sale de la cocina, por eso no te ha saludado, porque no te conoce de nada…
- Está cojonuda -dice la señora, sin inmutarse-, las gambas hacen como las hacía la amoña, verdaderamente cojonudas.
- ¡Amá! Ese vocabulario.
La llegada del Barón de la Florida y del Marqués de Altamira, abriéndose paso a duras penas en el ruck que forman los parroquianos en la calle Mayor y que bloquea el acceso al entorno de la barra, viene a interrumpir el aperitivo familiar.
- ¡Pasa unos fritos de lo que sea y lo de costumbre para acompañar!
- Creía que no ibas a venir ya, jugando contra los colegiales, te creía con las bombas de achique y las palkas entorno a Landare -el donostiarra saluda al hernaniarra-.
El Barón de la Florida debe tener enchufe detrás de la barra porque le han pasado un plato de chipirones en gabardina y un par de vasos por encima de las cabezas y las miradas envidiosas, además de unos cordiales saludos.
- Por cuatro gotas no hace ninguna falta, lo importante es que los chicos salgan con las ganas con las que acabaron la temporada pasada y no dejen escapar ni un punto.
- Y en Altamira tenemos la visita de los de Alcobendas para aperitivo del domingo, esperemos que salgamos despiertos al campo y no se nos atraganten ¿Y Ud. que cuenta señora? ¡Tan callada! ¿Ya nos va a dejar alguna gamba?

- Cojonudas, están cojonudas – Y la dama se limpia el aceite de los morros con una servilleta de papel-.  

sábado, 9 de septiembre de 2017

AQUEL FRESCO DEL TECHO DEL ZAZPI


En Donostia hay frescos de niños que se asoman desde el techo del teatro para controlar a los espectadores que se sientan en el patio de butacas.
Pero hay un fresco desaparecido que me llamaba mucho la atención porque conocía a varios de los representados.
¿Alguien tiene una imagen del fresco que había pintado en el Zazpi de la Calle San Marcial con personajes del barrio, por favor? Muchas gracias..
Se puede poner en contacto conmigo en antxonmasse@gmail.com

jueves, 24 de agosto de 2017

LAS LEONAS

LAS LEONAS
- No me gusta nada el nombre de la selección femenina de España -dice Galtzagorri, llegando a la mesa con el cubo de hielos-, ¿Las leonas? Debe ser machismo lo mío pero me suena fatal.
- Es porque eres más viejo que la isla -el Barón de la Florida que está de celebración de cumpleaños sirve el líquido amarillo en los vasos que se han ido llenando de cubitos por los comensales-, actualmente leona es un adjetivo halagador gracias a los documentales de la hora de la siesta, todo el mundo sabe que son las leonas las que dirigen el grupo cuando caza y las que además cazan…
- Mientras que los machos se acicalan la melena -el Marqués de Altamira inicia los estruendosos brindis, mirándose a los ojos y bebiendo un sorbo antes de dejar el vaso sobre la mesa- ¡Feliz cumpleaños! Y espero que no haya Licor 44 para el año que viene.
- Esta botella debe ser más vieja que yo -dice Galtzagorri examinando el frasco de jarabe alcoholizado-, pero volviendo al tema, hay que reconocer que las leonas han tenido mala suerte con su grupo, primero jugar con la selección inglesa que estará en la final sin problemas y, acto seguido, con las norteamericanas que parecían decatlonianas supervitaminadas y que les metieron casualmente 43 puntos y les dejaron con un rosco a favor.
- Eso fue un accidente que le puede pasar a cualquiera -interviene Aristide Labarthe, degustando la bebida hasta el fondo del vaso-, en un campo de rugby, hay partidos en que el equipo no está, se contagia una parálisis que deja al colectivo sin alma y que parece que todo el mundo ha olvidado los fundamentos del rugby pero hay que sacar la cabeza del pozo, apoyarse entre todos y, se ganará o se perderá, volver a disfrutar de la lucha, del combate, del juego…
- Contra Italia y Hong Kong las leonas heridas han vuelto a jugar al rugby -concluye el Barón de la Florida, cambiando todos los vasos y poniendo copas en su lugar-, demostrando que tienen mejor nivel competitivo que unos leones que todos sabemos.

domingo, 20 de agosto de 2017

BAJO EL EFECTO DE LA BOMBA

Aristide Labarthe se ha levantado esta mañana de domingo cuando el sol y el viento sur iluminaban el pasillo de la casa, se ha dirigido a la puerta para recoger el “Sud Ouest” arrojado sobre el “ongi etorri” del umbral. No ha cerrado la puerta y ha observado la calle silenciosa, Baiona recluida sobre sí misma. Ha comprobado en los titulares que no había sido un mal sueño: “Baiona toma un castigo en Perpignan”. El increíble 66-6 no había sido tampoco una alucinación, la cruda realidad se impone en su cerebro más encogido que su estómago. Repasado el artículo sobre la mesa de la cocina, el café y las tostadas han barrido los restos de las cervezas desesperadas de la noche, la boina con el escudo sigue colgada en el mismo clavo que el calendario “Orgullosos de nuestros colores”. El juego de las escaleras y de las serpientes de los aficionados del Aviron de todos los años.
- ¿Quién se irá el primero Etcheto o Berbizier? - Madame Labarthe ha cogido las ciruelas y las ha puesto sobre la mesa-, Creo que ninguno de los dos pasará en el banquillo mucho más allá de las navidades…
Baiona se prepara para el aperitivo del domingo, las campanas de la iglesia llaman a la misa de las 11 pero los habitantes de la ciudad no las oyen, están en el retrete evacuando sus emociones.

- ¡Abre la ventana, cariño!

viernes, 18 de agosto de 2017

BONITO NO HA SIDO

Pero se ha ganado. El Biarritz Olympique ha jugado -es un decir-, con sus armas: el balón para los gordos y para el pie del apertura Pierre Bernard que ha inscrito los 24 puntos de su equipo (3 drops y 6 golpes, ha marrado 2 distantes), además los gordos debían ser disciplinados y lo han sido, a pesar de que una gilipollez de Synaeghel les ha costado 3 puntos y una más gorda de Levi les ha dejado en 14 casi toda la 2ª parte, pero el Stade Montois se ha ido del partido en esta 2ª parte, dedicándose a aburrirse detrás del balón, a pegar patadas con los pies en lugar de con la cabeza y a olvidarse de que tienen a Matanavou por alguna banda. En resumen: Bernard ha cumplido su parte del contrato, el partido ha sido un feo espectáculo pero un buen partido para quien ha ganado y para los 10.000 espectadores que prácticamente han llenado Aguilera. Así que Quesada ha descubierto sus cartas, retrocedemos a los tiempos de Lagisquet pero sin Yatchvily y a ver qué pasa.

jueves, 17 de agosto de 2017

CONTRABANDISTAS DEL RUGBY

En 1908 se dice que fue el primer “derby” entre Bayona y Biarritz y esta temporada que comienza, con ambos equipos de rugby en la segunda división, nos vamos a encontrar con dos nuevos encuentros entre los enfrentados vecinos de la misma aglomeración urbana -la eurociudad transfronteriza si contamos, en plan optimista, con los vecinos del sur-. Los dos gallitos, que pretenden el ascenso una vez más, no van a coincidir en sus partidos como locales, así que todos los fines de semana los rugbiers guipuzcoanos pueden alternar entre Jean Dauguer y Aguilera para sus excursiones al norte, siempre que se espabilen en materia de entradas, prácticamente imposibles de conseguir en Baiona, y de atascos, impresentables las comunicaciones actuales que sufrimos.
Mientras el Olympique recibe al Stade Montois, el Aviron viaja a Perpignan en la primera jornada, así que ambos clubes tienen encuentros difíciles “a priori” con serios candidatos también a estar en la lucha por el retorno al Top 14, como comentaban un grupo de comensales en la terraza del establecimiento de Imanol Harinordoquy junto al mercado de Biarritz.
- Prefiero jugar fuera el primer partido y contra un equipo duro -comentaba Aristide Labarthe bajo el resol en la plaza del aragonés nombre de Sobradiel-, así el resultado negativo es más intrascendente y cualquier resultado positivo, por mínimo que sea, es bueno para la continuidad.
- ¿Cómo va la historia de un solo gran club vasco en el futuro? -Interviene Murray que está analizando al trasluz un vaso de dorado vino blanco- ¿Sigue como siempre?
- Tengo ganas de deciros que no es para mañana -Hiruntchiverry lee el Midol en voz alta, traduciendo unas declaraciones precisamente del antiguo n.º 8 de la selección francesa-. Hay un hermoso proyecto en Biarritz, Gonzalo Quesada hace un trabajo súper y veremos lo que eso produce a medio plazo ¿Los Baionatarras? No sé demasiado dónde andan. Esta temporada volvemos a jugar los “derbies” y eso está bien. Pero no me quitaréis la idea de que un estadio de 25.000 personas en Top 14 tendría más ambiente que dos de 10.000 en Pro D2…
- ¡Si ya tienen Anoeta hecho para la fusión! Esperemos que a éste le vaya mejor como tabernero que como camisero -decía Galtzagorri con referencia al patrón del bar- ¿Y dice algo de qué pinta Etcheto quedándose en Baiona, estando Berbizier?
- No se lo preguntan -le precisa Hiruntchiverry-, pero yo creo, es una opinión personal, que Etcheto espera a que Berbizier la líe una vez más también en Baiona y le echen para volver a dirigir el equipo.


- Aquí no ganamos para profetas… - Aristide añade resignado-.

lunes, 14 de agosto de 2017

PRIMER VIERNES DE RUGBY

Hace calor, la humedad costera lo hace más difícilmente soportable, el día ideal para hacer verduras rellenas en el horno para Madame Hiruntchiverry, así que en el apartamento con vistas a ningún sitio de Biarritz los esposos Hiruntchiverry han vaciado calabacines, berenjenas, tomates y patatas, preparado el relleno con cerdo, ternera y jamón, todo bien picado, precalentado el horno, hecho la bechamel y rallado el queso. Y cuando la temperatura del horno ha alcanzado los 180º y la de la vivienda los 34º han metido todo a asar, mientras esperaban a sus invitados, con un par de “Lillets” blancos fríos en las copas.
Aprovechando el puente festivo y pasando por el tradicional atasco de Biriatou, que se ha incorporado al genoma incomparable del pequeño país, a veces se puede llegar hasta Biarritz incluso y con mucha suerte aparcar no muy lejos de una parada de autobús que por un módico precio o gratis conduzca a los intrépidos viajeros al centro de la ciudad balneario, como este lunes hicieron los Marqueses de Altamira.
- Y el viernes un inquietante partido para empezar el ascenso -comenta Imanol Hiruntchiverry, sirviendo el vino blanco licoroso de Burdeos a sus amigos-, contra un equipo de los que siempre, al final, están en las fases finales de ascenso.
- Pero el Stade Montois suele empezar tímidamente la temporada, como reservándose para la parte final -le replica el Marqués, cortando el picante chorizo soriano que ha aportado para abrir boca-, y además fuera de su casa suele bajar mucho en su juego.
- Ya, pero ese juego a la mano, de abrir, de jugar al espectáculo no le va bien al Olympique que con los cambios en el banquillo, ese aterrizaje de un paracaidista que ha hecho Gonzalo Quesada, que tiene que establecer su nuevo estilo, si lo tiene, y, por los fichajes y descartes, no me parece que vaya a pasar de un esquema elemental: la pelota es de los gordos mientras no se demuestre lo contrario ¿Crees que el “pumita” éste va a conseguir cambiar algo?
- Al menos, habla bien: es argentino.


jueves, 10 de agosto de 2017

REBANADA DE VERANO FRANCÉS

- Es un bonito pueblo francés, un pueblo de ésos que sólo existen para que pase el Tour por él y dar una bonita imagen en la televisión con sus casas alineadas, su gran iglesia desproporcionada y una casa señorial en ruinas junto a un estanque. Acabada la retransmisión de la hora de nuestra siesta, el pueblo vuelve al coma del que ha salido durante el fugaz paso del pelotón. En medio de ninguna parte, esto es, de inmensos maizales regados por monstruos oxidados de metal que giran escupiendo una cortinilla de gotas, quienes están censados en el pueblo, llamarlos habitantes es una exageración, salen temprano por la mañana para ir a trabajar por una retorcida carreterilla en su peugeot hasta la modesta villa que hace de capital de la región y van regresando a la tarde para encerrarse en sus casas, después de cortar el césped del jardín y abonar las flores que nadie ve durante trescientos sesenta y cuatro días del año, hasta que el “bonjour” del día siguiente les despierte. Antes de internet, el paso diario del cartero era la señal de que el pueblo respiraba, hoy en día ni eso, incluso los fines de semana sus calles están limpias y vacías, las compras se hacen en un centro comercial de las afueras de la cabecera de la comarca.
Así era el pueblo de mi amante de hace unos años, Françoise Chabrol. La conocí en la caja de una franquicia cultural que ocupaba, y ocupa, un buen local comercial del centro de… quizá de Pau, quizá de Albi -la memoria se vuelve confusa con la edad-. Sus ojos oscuros y vivos en un rostro de belleza andaluza me sedujeron inmediatamente, sería injusto decir que doblaba en edad a las demás empleadas de la caja pero casi, además de intentar pagar con la tarjeta de crédito que nunca funciona en Francia le hice un primer comentario rutinario que provocó su sonrisa y su respuesta, luego arranqué el diálogo -no había muchos clientes a la hora española del almuerzo-, hasta quedar para un rato más tarde en el bistró más próximo. A base de compras culturales y de cafés “noisette” fuimos intimando en un acelerado idilio -tendríamos ambos por entonces los cuarenta o más-, que nos condujo a algún restaurante con habitaciones arriba o un hotelito con restaurante abajo, no me acuerdo muy bien.
Su biografía seguía el guión de esa película francesa de la que se ruedan tres o cuatro versiones al año y que, cambiándole el título, la podemos ver en algún ciclo del canal “Arte” cuando se nos agarrotan los dedos de tanto zapping. Casada adolescente y embarazada, después de hacerle un hijo más, su marido, conocido jugador de rugby local, se había buscado un trabajo que le permitiera seguir jugando por la vida mientras los hijos se iban incorporando al equipo. Una vez los chavales partidos también del nido, la vida le abrió los ojos a Françoise Chabrol, se buscó un divorcio malo y un trabajo peor, pero la independencia tiene siempre un precio.

Esto de la independencia despertaba algo en mi cerebro de macho español a veces, pasados los primeros años de pasión y orgasmos descubiertos. Había días en que me preguntaba: qué hago yo aquí, cortando el césped, abonando estas putas flores, yendo a hacer la compra a más allá del enésimo pino -además de maíz hay mucho pino por aquí-, haciendo teletrabajo en esta topera, mientras mi señora deslumbra con sus ojos a cualquier jugador de rugby que haya ido a comprar un videojuego y luego a la tarde, cuando ella regresaba, y el whisky o el pastis de aperitivo habían sustituido para siempre a las caricias del preludio amoroso, tenía la sensación de que estaba pasando mi vida avanzando dentro de un túnel inacabable, donde la única luz que se veía al fondo era el espejismo de que la etapa del Tour iba a pasar por delante de la puerta...

domingo, 30 de julio de 2017

LOS MACHUCAMBOS


- A los que hemos amado Venezuela de tantas maneras, la situación actual del país nos parte el alma -dice Galtzagorri degustando un Gran Reserva de Santa Teresa, sobre granos de hielo, sin prisa alguna en la penumbra de la sociedad-, en realidad Venezuela siempre ha sido más un problema que un país.
- Para empezar por los propios venezolanos que tienen buen cuidado de elegir la peor opción política posible cada vez que pueden elegir – el Marqués de Altamira añade Pampero, una ración “de marinero”, a la coca cola que se va sirviendo, hasta alcanzar el equilibrio buscado-, y con esa maldición del petróleo sobre el que están sentados.
- Tienen la suerte de no estar en África ni haber sido colonia francesa en el pasado -comenta Hiruntchiverry, que ha optado por un Carupano Oro para acompañar la hora de la siesta-, porque la tentación de intervención de la derecha excolonial es evidente en los medios internacionales pero yo no veo por ahora a la cabra de la legión española desfilar por el Paseo de los Próceres.
- Algo debe funcionar en la democracia de Venezuela porque la elección de Maduro demuestra que cualquier venezolano puede llegar a presidente – Galtzagorri vuelve a poner reflejos dorados desde la botella de ron en el vaso que había empalidecido-, bueno en España, tenemos a Rajoy y hemos tenido otros antes, que también confirman que cualquier madero puede llegar a presidente en cualquier sitio, quizá porque el poder hace tiempo que no está en la política.
- ¿Tenemos algún disco de Los Machucambos? -reclama el Barón de la Florida que ha cogido a Santa Teresa, o lo que queda, por el cuello y la exprime en otra copa con gaseosa y una rodaja de limón-. En mi casa siempre había discos de los Machucambos cuando yo era pequeño.
- Los Machucambos no eran venezolanos, ninguno de ellos -Hiruntchiverry precisa-, era un grupo francés, formado por una costarricense, un español y un chileno que vivían en París.
- A mí me gustaban los Machucambos -compungido se excusa el Barón-, pero yo de Venezuela, como vosotros, tampoco ni pajolera idea.


domingo, 9 de julio de 2017

REBANADA DE VERANO

Maitane no tenía en su piel la biblia en verso tatuada pero casi, unos piercings señalaban todos y cada uno de los promontorios y depresiones de su cuerpo, al menos en la parte que un escueto tanga blanco dejaba al descubierto. Había llegado a la playa de la Zurriola y había establecido un reino de toallas y pareos en su entorno como era su costumbre. Una especie de medio novio medio bufón compartía el minifundio en la arena ardiente y se apartaba cada vez que se acercaba alguien a aquel dominio temporal a rendir pleitesía, después de cumplir su función de extender la crema protectora estrictamente donde ella no podía alcanzar con sus manos. Maitane aceptaba la adoración de jóvenes de ambos sexos que se le acercaban con cierto aire de pagafantas a robarle unos instantes de su dedicación al cancerígeno natural.
Murray bajó a la playa con su más pequeño descendiente, provisto de cubo, pala, pelota de rugby playera, gorras, bañadores, crema superprotectora al máximo y todas las instrucciones de la madre de la criatura, cuando la tarde soleada ya empezaba a ser más soportable. Encontró para establecerse un hueco entre el límite de la marea y el límite de la música reggaetón que los nuevos vascos difundían con sus aparatos para vengarse del trato que Lope de Aguirre y otros ancestros de por aquí infligieron en el pasado a las tribus indígenas de su procedencia. Una vez extendida su toalla, ésta tenía una frontera común con el feudo de aquella joven cuya cara, no las tetas perforadas por dos palillos metálicos a la altura de los pezones, le sonaba algo, quizá una andereño de alguno de sus hijos o una empleada de la caja de ahorros del barrio o la cajera del supermercado… el caso es que no saludó a Maitane que ignoró completamente su presencia.
Mientras el vástago correteaba por aquí y por allí, los ojos de Murray iban de la obligatoria vigilancia de los riesgos infantiles de su izquierda a la borrosa lectura de los tatuajes de la fémina de su derecha, de la indiferencia por los incordios que el niño podía causar a otros usuarios de la polución acuática de la orilla de su izquierda al interés científico por la enumeración de los objetos perforantes que se podían identificar en el cuerpo turgente de su derecha.
Confortablemente instalado bajo su ridícula sombrilla, poco a poco empezó a sentirse incómodo, cuando un pitón de miura empezó a empujar el textil de su bañador para probar su resistencia al desgarro a la altura de su entrepierna, hasta que llegó un momento en que fue consciente que se encontraba en situación de ganar el premio a la mejor interpretación masculina en el Festival de Cine Porno de su Litzartza natal si existiera. Y entonces fue cuando llegó el niño corriendo y gritando:


- ¡Levántate, aitá! ¡Que la amá viene por ahí a buscarnos y no nos ve!

lunes, 3 de julio de 2017

RUGBY Y BALLET

El Aviron Bayonnais y Malandain Ballet Biarritz tienen un patrocinador común que ha reunido a sus miembros hace unos días para una jornada de diversión y reflexión conjunta.
Un encuentro interesante

CRAMPONES Y TUTÚS

viernes, 23 de junio de 2017

EL SHOW DE LOS ALL BLACKS

HAKA


Murray se puso cómodo delante de la tele, apenas había amanecido así que en la mesita se puso el desayuno con su kiwi cortado en rodajas, una taza grande de té y unas tostadas untadas en aceite de oliva. Encendió el aparato, sin sonido para no despertar a nadie, buscó el canal donde daban el partido de rugby, uno de esos de la tournée de la selección de los Lions por el Hemisferio Sur, y se dispuso a desayunar mientras daban comienzo los rituales de los partidos en los que juega un equipo de cultura con raíces maoríes.

Los All Blacks formaron para iniciar el haka delante del equipo contrario en linea, entrelazados los jugadores, que les observaba. El líder neozelandés empezó a gritar los monosílabos feroces de su cántico y el equipo a hacer la mímica habitual, Murray se durmió.

- ¡Es Galtzagorri que te llama! -Le despertó Jone su mujer, golpeándole en el hombro con el móvil-. Te has dejado el teléfono en la mesilla ¿Cómo van éstos?

- ¿Has visto qué haka? -La voz del otro lado sonaba un poco crispada a aquellas horas-. No sé de dónde sacan tiempo para preparar tantas coreografías y además entrenarse, creo que ya se están pasando demasiado con este show que montan, un poco de folclore está bien pero venimos a ver rugby ¡Menos mal que luego juegan a rugby! ¡Y qué rugby!

El partido se acercaba al final de la primera parte, el resultado es lo de menos, su mujer le había comido un poco más de la mitad del kiwi, el té estaba asquerosamente frío y oscuro, las tostadas chorreaban aceite por el plato y Murray sintió el apremio de su vejiga.


- ¿El haka? -Contestó a su amigo-. Por mí, que lo supriman de una vez y también todas estas tournées que se hacen por dinero al final de la temporada y que solo sirven para que los equipos preparen mal la temporada siguiente. Te dejo, que tengo una cosa que hacer.   

sábado, 17 de junio de 2017

KABRA

Las últimas palabras de Iñigo, dirigidas a su hermana y sobrinos, fueron: ¡Idos a la mierda! Y, dicho esto, expiró. No encomendó a nadie su espíritu, él sabía que el definitivo tercer tiempo empieza en el no ser y es ya el no ser. Solo nos queda su memoria y, en esa memoria, sus últimas palabras.
Le había visitado la víspera en la Unidad de Cuidados Intensivos, apenas media hora de intercambio de miradas vidriosas, la morfina en sus venas, la emoción impotente en mis ojos, expresarle el cariño con una caricia -los hombres también se tocan cuando quieren expresar afecto-, peinarle con los dedos, estaba guapo como un quijote marchando hacia la catástrofe, estaba limpio como nunca le había visto… hacer planes con los colegas del 50º aniversario de la re-fundación del rugby en Bilbao, de la próxima vez que Tonga volviera a jugar por aquí y, sobre todo, de su nieto cuando venga a estudiar y a ser un nuevo “Kabra” en la melé, esas cosas que se dicen porque hay que añadir sueños a las medicinas, mentiras necesarias más para quien las dice que para el náufrago arrastrado por corrientes y oleaje a la orilla, a la última orilla.
- ¡Tu vienes a morirte, cabrón! -Le dije cuando me anunció su regreso desde Tonga-.
- No, Yeti, que no. Que aquí la medicina es una mierda y allí me puedo curar para regresar a vivir con mi hijo, mis nietos, mi familia…
Y vino, vino como se había ido, discretamente, sin molestarme, alguna llamada, conversaciones en las terrazas de la ciudad, paseos al sol, historias viejas repetidas, omisiones voluntarias de pasados a olvidar… buscando un hueco donde lo acogiesen, liando amistades nuevas, volviendo a liar amistades viejas, así anduvo este último año largo.
Supongo que empezó a naufragar en la vida desde muy joven, la incoherencia voluntaria de sus relatos lo revelaban, y que, de naufragio en naufragio, sobrevivió más allá de todo Cabo de la Buena Esperanza que fue doblando, burlando hasta ahora las estadísticas, hasta ascender a la leyenda de la memoria en que ahora se ha convertido, solo de la buena memoria y que nos permitirá contar nuestro encuentro con él, sonriendo, hasta que el inevitable árbitro nos toque también a nosotros el final del partido.
Gracias Iñigo, gracias por haber sido mi amigo.


Iñigo Echevarria Basterrechea (Donostia 1949 - Donostia 2017)

viernes, 16 de junio de 2017

HERNANI ANAFILÁCTICO

- Hernani, hay días en que el pueblo está hosco, está hosco desde la mañana temprano. Aunque no sé por qué digo hosco en realidad, si puedo decir desagradable o cerrado o con ganas de soltarte una hostia por pasar por ahí. Hay mañanas en que pongo un pie en la calle o en la plaza y ya está, ya noto que el pueblo está hosco, especialmente hosco para ser Hernani, porque sé que para muchas gentes de fuera de Hernani les cuesta diferenciar esos días de los demás, de los días “normales” pero sé que esas gentes son de las que dicen “¿A Hernani? Ni para heredar” y luego te los encuentras en “sanjuanes” como si tal cosa -por cierto ya están los “sanjuanes” a la vuelta de la esquina-, y es que hay mucha hipocresía en los visitantes y no solo los ñoñostiarras, que los hay peores. Pero siendo de Hernani, es que lo veo, hay mañanas en que el pueblo está hosco, muy hosco. Quizá porque la humedad industrial del Urumea se pega a los pirulos del “puerta a puerta”, que vino para quedarse y se ha quedado y ya está y sigue funcionando o quizá que ya ni se percibe el olor a orinas permanentes petrificadas en lajas y paredes sobre los detergentes esfuerzos municipales o quizá porque los fantasmas del síndrome de Hernani que se petrificaron también en todos los años de plomo siguen ahí, en los restos de pintadas y pancartas de interés arqueológico. Pero Hernani, sin protesta gráfica
por quienes dictaron su agenda diaria durante tanto tiempo, sería Santander o así, por eso tiene que quedar ese resto de nostalgia del telón de acero gris, ese telón que separaba Hernani de la “normalidad” y de “vaya semanita” ¿Ya no vienes por Landare? ¡No pongas caras! Siempre te ha gustado el espíritu de Landare y has defendido a esa gente ante los pijostiarras, pijostiarras como tú, que nunca te has llegado a mezclar con la gente de estas calles ¿Y la feria de la cerveza? Tampoco vienes ¿Qué tienes alergia a la cerveza? ¿Un choque anafiláctico grave causado por una cerveza? Como te decía al principio, hay veces en que Hernani está anafiláctico, que requiere que te alejes en cuerpo y, sobre todo, en espíritu, como que has tenido demasiado y has superado los límites saludables. A veces creo que los de Hernani sobrevivimos en Hernani porque no sabemos que estamos en Hernani, no somos conscientes. Somos tan Hernani que nos lo llevamos a cuesta a todas partes, podemos convertir Luz-Saint Sauveur en Hernani con nieve y ni nos enteramos. Es bueno lo de tomar distancia, un día de éstos, un día que no sea tan hosco como hoy, tomaré el autobús y me iré a dar una vuelta por el Paseo Nuevo de Donostia, con un poco de suerte no veré a mucha gente de Hernani, solo a los de siempre, a los de Hernani de toda la vida que han tenido la misma idea.


jueves, 8 de junio de 2017

CONMOCIÓN CEREBRAL

El lunes de Pentecostés es fiesta en la laica República Francesa, un lunes soleado que permite tomar el aperitivo en una de las terrazas de las elegantes tabernas del Barrio del Mercado, Les Halles, en Biarritz y allí el matrimonio Labarthe se encuentra con el matrimonio Hiruntchiverry, después de los besuqueos mutuos y ajenos -hasta el patrón y un camarero saludaron a la biarrota a los presentes-, para compartir algo de picoteo y de charla.
- ¿Qué te pareció el partido de la final de ayer? Un día de éstos va a haber un muerto sobre el terreno -dice Imanol Hiruntchiverry entrando en materia-, ¡Qué choques! ¡Qué brutalidad!
- Al ritmo que evoluciona el rugby, vendrá el día en que no nos conmoverá ver a todos esos mocetones tumbados en el suelo -contesta Labarthe en el mismo sentido-, desmadejados, la luz apagada por más de cien kilos de masa muscular lanzada a toda máquina para romper todo ¿Para qué eliminar a un defensor con un pase si se tiene la fuerza para dejarlo sentado solo con entrarle al esternón de frente?
- Entre las semifinales y la final del Top 14 ha habido una docena de conmociones cerebrales – Amaia Hiruntchiverry añade-, y no se ve a nadie repeler con la mano un placaje… al contrario se va a por el cuerpo del defensor como un toro ya toreado va a coger a un maletilla.
- ¿Qué madre va a querer llevar a sus hijos a jugar al rugby? - Heléne Labarthe interviene-, Eso no es ya nuestro rugby, se está jugando con la salud de esos chicos y se ha cogido un camino que conduce al desastre.
La llegada de las croquetas para acompañar a las cervezas que han ido cayendo, como acreditan los vasos que brillan al sol sobre la mesa, provoca una breve melé espontánea que acaba cuando Amaia se ha hecho con la más grande y, mientras se enfría, precisa:
- El caso es que cada vez más jugadores profesionales se retiran jóvenes por secuelas de conmociones repetidas y los clubes tienen cada vez más demandas de indemnizaciones por los daños que causan las prisas en amortizar lo que pagan, haciendo reaparecer a los lesionados.
- ¿Te acuerdas cuando aquel talonador catalán dejó sin sentido a Galtzagorri nada más empezar el partido, le dimos agua milagrosa con la esponja en la cara y jugó el resto del encuentro como si tal cosa? -Aristide recuerda una batallita de abuelo- ¡Luego ni se acordaba que había jugado! ¡Y jugó uno de los mejores partidos de su vida!

- ¡Así tiene el cerebro, más amortizado que el hígado!   

jueves, 1 de junio de 2017

LA SIESTA


A pesar de que el Top 14 francés no ha acabado y de que hay test-matchs interesantes para comentar, la comida semanal se ha reducido a un mano a mano, preludio de las vacaciones anuales que están ya aquí.
- No sé qué es mejor para la siesta, el ciclismo, el tenis, los sevens… -zapea delante de la tele un Galtzagorri resignado-, aunque de vez en cuando te salen partidos de la Super XV en algún canal de estos.
- Tenemos centenares de canales y lo mejor para ver acaba siendo Casablanca en blanco y negro -el Barón de la Florida dice sin levantar la mirada de la novela policiaca que está leyendo-, es lo que tiene esta época del año.

- Siempre nos quedará Valladolid que diría Bogart si hubiera conocido nuestro rugby -replica Galtzagorri que ha apagado el aparato de compañía-, se ha acabado prácticamente otra temporada y, una vez más, ha sido temporada pucelana, sobre todo.
- Es que los demás nos lo tendríamos que hacer mirar – con resignación el Barón de la Florida ha cerrado el libro-, analizar lo que hacen bien los de Valladolid y hacer un “copia y pega” entre nosotros.
- Pero no se puede pegar sin adaptar porque entonces se generan monstruos.
- Injertando especies incompatibles te puede salir lo del Barcelona en rugby -el Barón se dirige hacia la salida de la sociedad con el libro reclamándole para revelarle el final en el tren de cercanías-, menos mal que los de Sant Boi han conseguido hacerlo bien, como lo hizo en su momento el Ampo, fundamentos humanos de la tierra y personas ejemplares de fuera.

- ¿Tenemos ya alguna Feria de la Cerveza en marcha, por cierto? 

jueves, 25 de mayo de 2017

PASANDO LA BANDEJA


La sociedad gastronómica está prácticamente vacía, a pesar de que la excesiva temperatura exterior invita a disfrutar de su fresco interior este jueves, solo una de las alargadas  mesas está ocupada por unos irreductibles que han acabado su comida semanal.
-          “Nuestro médico acostumbraba a pasar con una bandeja llena de analgésicos antes del partido” -el Marqués de Altamira lee traduciendo de una revista de rugby en la sobremesa-, y supongo que he traducido mal lo de analgésicos porque en realidad escriben “asesinos de dolores”…
-          A nivel profesional es imposible resistir una temporada entera de competición sin tomar algo que haga olvidar el dolor –comenta el Barón de la Florida llegando con la bandeja de los más tés que cafés-, y, como el dolor es persistente, hay que tomarlo antes de saltar a la cancha.
-          Pero el dolor es una señal de alarma – Galtzagorri añade, cuando pone la otra bandeja, la de digestivos, en el centro del grupo-, y ocultarlo no arregla la lesión que lo provoca.
-          Pues, que yo recuerde, tú te tomabas “nolotiles” para desayunar en aquella semana de fase de clasificación en que los hombros te hacían llorar –recuerdo que saca el Marqués del viejo baúl de la memoria común-.
-          Y así me perdí el partido de la final porque la inflamación de los periostios y los tendones se quería hacer permanente, o sea que sé perfectamente de lo que hablo –Galtzagorri lo cuenta sin enfado y saborea un pequeño whisky con deleite-, además los antiinflamatorios estropean el estómago, así que hay que tomar algo para protegerlo.
-          El rugby construye personas pero hay que usarlo para educar y proteger a quienes lo disfrutan –Aristide Labarthe por un lado añade esta frase a la conversación y por otro añade hielo a su bebida-, como se decía, el rugby hace hombres a los niños y permite a los hombres seguir siendo niños.


miércoles, 17 de mayo de 2017

TÚNELES EN EL CAMINO DE LA VIDA

-          No sé por qué se le llamaba el “Negro Smith” –contaba Galtzagorri en la sobremesa-, pero el “Negro Smith” era un segunda línea duro, incluso agresivo, creo que había superado una infancia desgraciada en la que los Servicios Sociales para salvarle la vida le habían retirado de su madre y que le costó encontrarse a sí mismo, a pesar de que su familia de acogida y que le adoptó es, para él, su auténtica familia.
-          ¡Cómo le seguía el equipo en el campo! Y en cuanto le nombraron capitán dejó de recibir tarjetas, a mí me gustaba mucho cuando les arbitraba algún partido –dice el Marqués de Altamira-, imponía con un gesto, con una mirada y lo que me comentaba en el tercer tiempo solía ser muy útil. Aunque siempre se aprende mucho en el tercer tiempo, con él era sobresaliente.
-          El rugby era para él la mitad de su vida y, cuando por motivos de trabajo, tuvo que dejar de competir empezó a deprimirse –Galtzagorri, que había estado con él cuando salió del establecimiento siquiátrico, proseguía su relato-, además tuvo aquella novia con perro, una relación difícil, ya se sabe que las relaciones con chica de perro…
-          No lo sé, pero sigue –cortó el Barón de la Florida, preparando los tapetes, los naipes y las piedras para el mus-, en mi casa no entra un animal ni de porcelana.
-          Lo dice porque un “ménage à trois” –interviene de nuevo el Marqués de Altamira-, requiere que los tres sean seres racionales. ¡Si se puede ser racional en el amor!

-          El caso es que el “Negro Smith” ha cambiado de trabajo, de novia, de vida en resumen y se vuelve al rugby –Galtzagorri concluye-, que va a ocuparse de los jóvenes para darles lo que el rugby le dio a él, para ser feliz, para salir del túnel.

jueves, 11 de mayo de 2017

NO SABER NADA

Aristide Labarthe, toda una vida dedicada a la enseñanza, no es rico precisamente, así que, cuando el otro día en Donostia su amigo Galtzagorri le propuso coger un taxi para ir a comer a una taberna que no está en las estrellas neumáticas sino en Igeldo, puso lo que se llama una cara de circunstancias.
-          Ya pago yo la carrera –le dijo el donostiarra comprensivo-, que he cobrado la herencia de mi tío el industrial.
-          ¿El traficante de armas? – inocentemente inquirió el lapurtarra-.
-          No, el industrial armero – precisó el heredero-, no existen traficantes de armas en Euskadi, solo industriales armeros pero… ¿Qué decías de la sicología del pilier?
Aristide Labarthe era conocido como Hakuhó, por el nombre de un famoso luchador de sumo, cuando estaba más en activo como jugador de rugby. Actualmente Aristide está bastante estilizado y solo su oreja izquierda conserva un pequeño recuerdo de su paso por el puesto de primera línea.
-          Para un pilier el partido no comienza cuando se pita la primera melé, como algunos pretenden, sino cuando se empieza a pensar en ese partido, precisamente en ese partido con ese pilier de enfrente, cuando estás practicando, intentando perfeccionar cada movimiento, entrenando la coordinación con el medio de melé y los otros siete delanteros.  Luego cuando el árbitro ordena la primera melé y te enganchas al talonador, separado de tu oponente y empieza la pelea visual entre los dos, la intimidación, donde tienes que sacar toda la fuerza de tu estado mental en tus ojos en el breve plazo que el árbitro da hasta que las primeras líneas se traban y se ordena el empuje, entonces es cuando tienes la certeza de que has preparado bien o no precisamente ese partido. Y ya no sabes nada de nadie, dejas que tu cuerpo te lleve con todos sus automatismos.



jueves, 4 de mayo de 2017

RUGBY ES AJEDREZ COLECTIVO


-          Andar a caballo es como esquiar con unas tablas que piensan –Amaia Aguirrezabala nos dice, rígida con el corsé que le sujeta la lesión producida en una reciente caída ecuestre-, y mientras yo seguí recta por el camino, mi cabalgadura decidió tomar un atajo a la derecha…
Como no puede sentarse en la tribuna, le hacemos compañía al borde de la cancha desde donde  observamos el entrenamiento del equipo de rugby local. Los jugadores repiten jugadas aprendidas con vistas a los partidos de las fases finales de la temporada bajo las instrucciones del entrenador, los que simulan ser los opositores desbaratan demasiadas veces el desarrollo de la secuencia planificada y se corrigen posiciones, se acelera el ritmo, se automatizan los movimientos…
-          El rugby tiene mucho de ajedrez, de combinaciones estratégicas de fichas –prosigue Amaia que se cayó de pequeña en la marmita familiar del rugby-,  pero fichas con cerebro humano. No soporto esos partidos en que cada entrenador coloca sus fichas en función de su estrategia preconcebida y exige a los jugadores permanecer descerebrados. La riqueza del juego está en las improvisaciones del que juega el balón en cada momento y las improvisaciones se pueden entrenar, se deben entrenar. El jugador, sobre todo el que está en la columna vertebral del equipo, debe adquirir en el entreno los cimientos sobre los que construirá la inspiración, el movimiento desestabilizador del equipo contrario, salirse del corsé del plan...

-          Es el miedo al error el que nos retiene muchas veces –dice Galtzagorri que observa a su hijo aguantar un chorreo del entrenador por algo que se nos ha escapado desde nuestro sitio-.

-          Un partido sin errores acabaría en tablas –dice Amaia-, como una partida perfecta de ajedrez.

lunes, 1 de mayo de 2017

ABOGADOS EN EUSKADI

ANTXÓN MASSÉ ABOGADO
DONOSTIA - SAN SEBASTIÁN

Laboral: Despidos, salarios, acoso, creación de empleo, salvación de empresas.
Derecho de los negocios: Empresa familiar, impagados, concurso de acreedores, delitos de empresa, inversiones de ahorros con engaño.

AS ACTOR

ANTXÓN MASSÉ

antxonmasse@gmail.com



SAN SEBASTIÁN - BIARRITZ
Easy casting on line: skype


Height: 175 cms.        Weight: 85 kg.           Hair: White     Eyes: Blue

TV
Participation in live discussion programs in Etb and Teledonosti

FILMS
2017: Short at Bilbao (The Police Commissioner); Documentary fiction at Lérida (The mason); Long at Bilbao (Corrupt lawyer); Corporate video at Bizkaia (Old sailor). Appearances in shorts of students of Audiovisual Training Schools in Bilbao, San Sebastián and
Biarritz

 THEATER (partial list)
Cocteau, Molière, Topor, Marsan..at Biarrtiz in French
Pedrero, Brown, Malanga… at San Sebastián in Spanish

MISCELLANEOUS SHOWS
Medieval tournaments, equestrian tourism with far-west atmosphere

TRAINING
With Esther Remiro, Antonio Vicario, Luis Iturri, Josema Lángara, Ana Miranda, Gaël Rabas ...

OTHERS
Spanish, French, English, Basque.

Lawyer, university professor, writer and sportsman.